Como en todas las webs, la nuestra también utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso y la política de privacidad.
f t i v l

Se busca entrenador
Decathlon

Un equipo de niñas sin entrenador nos sirvió como inspiración para iniciar una acción social que nos permitió conectar emocionalmente con nuestros seguidores

Decathlon es una marca con las cosas claras. Quieren conectar emocionalmente con el cliente, ser parte de su vida. Cambiarla, en la medida de lo posible. En Zoom nos dimos cuenta de ello y decidimos que el mejor modo de comunicar la campaña #entrenadoresdemivida era a través de una acción social que crease un vínculo emocional con los seguidores.

Pero, ¿cómo hacerlo? Todo surgió cuando conocimos el caso de un equipo alevín de fútbol femenino de Vilanova que corría riesgo de desaparecer por quedarse sin entrenador. Si podíamos evitarlo, si podíamos hacer algo para que el deporte no desapareciera de la vida de esas niñas, habríamos conseguido nuestro objetivo.

Todo surgió cuando conocimos el caso de un equipo alevín de fútbol femenino de Vilanova que corría riesgo de desaparecer

Y así lo hicimos: propusimos una acción social, altruista y solidaria, que contenía los valores de Decathlon, de deporte y trabajo en equipo. Pusimos en marcha toda nuestra maquinaria social con un claro objetivo: poner en contacto a un entrenador sin equipo con un equipo sin entrenador.

Así, desarrollamos la campaña, tomando como eje central un microsite donde se alojaría la historia completa del club. Allí llevaríamos a los usuarios redireccionándolos a través de diferentes vídeos en las redes sociales de Decathlon.

Partiendo de datos de Facebook insights y Twitter analytics, extraímos un dato relevante: el tiempo de visualización medio de un vídeo en RRSS es inferior a un minuto. Es más, no supera los 30 segundos. Partiendo de esta base, creamos dos piezas: un teaser de 10” para generar expectación la semana previa al lanzamiento de la campaña y un tráiler de 30”, cuya finalidad era dirigir tráfico al microsite de la acción social y de la campaña comercial. En este microsite alojamos la pieza completa en formato vídeo de 3 minutos, dividida en 2 partes:

Primera parte

Foco en la problemática que suponía haberse quedado sin entrenador, con la consecuente desaparición del equipo.

Segunda parte

Llamamiento a los seguidores de Decathlon en RRSS para que nos ayudaran a encontrar entrenador.

Teaser
Video

Pero no nos quedamos ahí. Aprovechando la notoriedad de la acción, decidimos ir más allá y crear una plataforma en la que tanto equipos como entrenadores pudieran ofrecer y demandar equipo o entrenador. En definitiva: ampliamos la campaña a todo el país. Ahora no sólo el Futfem Vilanova podría solucionar su problema, sino que cualquier equipo o entrenador en la misma situación podría hacerlo.

Aprovechando la notoriedad de la acción, decidimos ir más allá y crear una plataforma en la que tanto equipos como entrenadores pudieran ofrecerse

Cifras de campaña

Conseguimos involucrar a los usuarios para que nos ayudasen a encontrar un entrenador para el equipo del FutFem Vilanova y recibimos la satisfacción de encontrarnos con 294 entrenadores más dispuestos a ser entrenador.

La comunidad se solidarizó con el equipo y fue muy activa amplificando el mensaje “este equipo necesita entrenador”, el hashtag #entrenadoresdemivida tuvo más de 2000 menciones y un impacto fue potencial superior a 33 millones de impresiones.

La emoción de la historia consiguió “enganchar” al usuario, consiguiendo que más del 75% de los usuarios que vieron el vídeo llegaran al final de la reproducción.

Entonces, ¿quedamos contentos con la campaña? Por supuesto: logramos crear una acción emotiva, original y con la que era fácil empatizar. ¿Quién no querría ayudar a esas pequeñas? Y el resultado, tanto en alcance como en repercusión, estuvo a la altura.