Como en todas las webs, la nuestra también utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso y la política de privacidad.
f t i v l

El regalo más grande del mundo Decathlon

Hicimos realidad los deseos navideños de un pequeño pueblo, llevando a la práctica la promesa de la marca: hacer accesible el deporte al mayor número de personas

A finales de 2015 nos llegó la oportunidad para desarrollar una acción social que acompañase y diese impulso a la campaña de Navidad de Decathlon. Recibimos un briefing en el que destacaban dos objetivos: (1) conseguir notoriedad y (2) emocionar al espectador a través de una historia. Partiendo de estas dos premisas y con un presupuesto limitado, ideamos una acción que diese respuesta a esas necesidades de comunicación a la vez que hacía realidad la promesa de la marca: hacer accesible el deporte al mayor número de personas.

Así nació la acción #ElRegaloMásGrandeDelMundo, una propuesta centrada en hacer realidad los deseos navideños de los amantes del deporte. Para llevar a cabo esta idea, contamos la historia de Calatañazor, un pueblo de Soria que antaño estaba lleno de vida, pero que, en la actualidad, carece de población joven y, por tanto, sus calles están desiertas, faltas de movimiento. Este fue el motivo por el que decidimos ir allí y organizar una jornada llena de deporte para devolver la vida al pueblo.

random-img

Desplazamos al equipo de Decathlon y vivimos momentos especiales junto a los vecinos próximos al pueblo. Durante un fin de semana marcamos goles, lanzamos a canasta, disfrutamos del volley, hicimos puntos al bádminton, dimos a la diana con el arco, estiramos en fitness, y paseamos al anochecer por la montaña. Y más allá de eso, compartimos anécdotas, hicimos nuevos amigos, nos reímos y sobre todo, recuperamos la esencia del pueblo.

Tras una jornada vibrante en la que llenamos el pueblo de vida, y en la que contamos con equipamiento deportivo de todo tipo, varios monitores y un montón de ilusión, volvimos a casa, pero nos aseguramos de que el deporte siguiese allí. Nosotros nos fuimos pero el deporte se quedó.

Tras una jornada vibrante en la que llenamos el pueblo de vida, nosotros nos fuimos, pero el deporte se quedó

Toda esta acción fue grabada y generamos un contenido que lanzamos en diferentes fases, consiguiendo alcanzar el objetivo de notoriedad. Partimos con un teaser, en el que creamos expectación planteando la problemática inicial: un pueblo falto de vida. Días después lanzamos tres cápsulas, segmentadas para diferentes públicos en las que mostramos a diferentes vecinos del pueblo contando la experiencia vivida. Estas inserciones consiguieron crear más expectación en la historia. Al final de cada una de ellas se nos presentaba un enlace que redirigía al espectador a un microsite específico de la acción.

Teaser
Video

En este microsite, desarrollamos la historia completa, explicando toda la acción e invitando al espectador a participar en un concurso a través del cual los usuarios pueden compartir su deseo y optar a que se lo cumplamos.

Paralelamente a toda esta acción, lanzamos diferentes contenidos en Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest y Youtube, que fueron los canales usados para lograr la máxima difusión.

Microsite

Resultado

Los resultados finales alcanzaron con creces los objetivos inicialmente planteados. El contenido relacionado con la campaña alcanzó a casi 6 millones de personas y conseguimos 53.254 interacciones en Facebook y 39.660 en Twitter.

Además, conseguimos un sentiment muy positivo consiguiendo que la comunidad en RR.SS. amplificara la historia, de este modo, alcanzamos unas 1.000 menciones al hastag #ElRegaloMásGrandeDelMundo, y  consiguiendo un impacto mayor a los 21 millones de impresiones

Así pues, logramos cumprir con el brief, pero no solo eso: además conseguimos llegar a los corazones de la gente y dejar una huella en sus mentes. Una huella que es un mensaje, y que dice que Decathlon se preocupa por hacer llegar el deporte a todo el mundo.